El perro y el león

Un lindo perrito Frank Ponel, que vivía en una familia pudiente, siempre cuidado con esmero, sus trenzas, su shampoo, sus uñas pintadas. El siempre buscaba salir de la casa cada vez que abrían la puerta. Un día cualquiera logró salir e internarse en un bosque muy peligroso. Un león logró ver al perrito y se abalanzó sobre éste.

El pequeño animal al observar al león, se asustó y cada vez que el león se acercaba más, la presión aumentaba. Cuando fue a darle el mordisco final, el perrito cogió del suelo un gran hueso y dijo: “que rico estaba este león”. Entonces la fiera retrocedió y se internó poco a poco en el bosque. Pero, como siempre, no falta el chismoso, en este caso un mico, quien dijo al león: cómo puedes creer que un perro como ese se coma a un león.

El felino se devolvió para atacar de nuevo al perrito. Pero cada vez que el león se acercaba la presión aumentaba, algo se le ocurría al perrito. Se dio vuelta y dijo, hace 10 minutos que mandé a ese mico por un león y nada que me lo trae. El león retrocedió y al encontrarse con el mico le dijo, ¿Conque de comisionista no? … y lo devoró.


La creatividad es la clave del éxito de los empresarios y en la anterior historia vemos claramente la creatividad del perrito. A partir de este momento, recorreremos el mundo de la creatividad y las oportunidades que se pueden tener para desarrollar diferentes tipos de ideas empresariales.